Mozzarella al Limón

  • Mozzarella con Tomate

  • Mozzarella con Pesto

  • Mozzarella al Limón

  • Mozzarella en Carrozza

  • Mozzarella con Berenjena


  • "Mozzarella al Limón"

    Mozzarella al Limón



    Os presentamos una receta muy sencilla de elaborar, ideal para presentar como primer plato o como entrante en tus comidas. Esta receta de mozzarella al limón es una forma muy común de servir la mozzarella.

    Ingredientes:

    - 250 gramos de mozzarella fresca
    - Un limón
    - Una guindilla
    - Aceite de oliva virgen
    - Crema fresca
    - Sal
    - Orégano (Opcional)

    
    Preparación:

    El primero paso para preparar esta receta de mozzarella al limón será poner a escurrir la mozzarella fresca. Una vez la tengamos bien escurrida la vamos a ir cortando en daditos de un tamaño similar, que no sean demasiado grandes, y las colocamos en un plato o bandeja. Hay que emplear un cuchillo muy afilado para poder trocear bien la mozzarella y que no se nos rompa al intentar cortarla, ya que tiene una textura que la hace difícil de cortar.

    Al acabar vamos a verter sobre los dados de mozzarella la crema fresca, que podrás encontrar en el supermercado en la zona de refrigerados. Esta crema se denomina “creme fraiche” originalmente y es una crema de color blanco bastante grasa bastante similar a la crema agria, aunque menos ácida que la misma, y que se suele emplear en la preparación de muchas recetas. Si no encuentras puedes emplear nata batida con un poco de vinagre en su lugar.

    Añadimos también un poco de sal y removemos bien para mezclarlo todo, con suavidad para que no se rompan los trozos de mozzarella. Al finalizar vamos a rallar la piel del limón, que lavaremos previamente para dejarlo limpio. Después agregamos por encima de la mozzarella el zumo de un limón recién exprimido y colado, para evitar que caiga alguna semilla del mismo, también la piel rallada y también echamos un poco de aceite de oliva virgen por encima.

    Acabaremos picando bien la guindilla y la agregamos por encima de todo, para darle un toque picante a la receta, y de forma opcional podemos agregar un poco de orégano también. Con esto ya tenemos nuestro plato de mozzarella al limón listo, que reservaremos en la nevera hasta la hora de servirlo, para que se enfríe y los sabores se mezclen bien para servirlo bien frío y disfrutar de todo su sabor.